Superintendencia de Valores. Oficina Jurídica. Concepto 9606241 – 2. Octubre 2 de 1996.

“(…) De las normas citadas [Art. 648 y 651 del C. de Co.] se desprende que el acto jurídico del endoso constituye un requisito para la transferencia de los títulos nominativos y “a la orden.” Ahora bien, etimológicamente “endoso” significa al dorso o endorso, y ha sido definido como “una declaración cambiaria unilateral y accesoria que se perfecciona con la entrega del título, incondicional, integral, asimilable a una nueva letra de cambio, que tiene por objeto transmitir la posesión del título, de la cual el adquirente obtiene sus propios derechos autónomos y que vincula solidariamente con los demás deudores al endosante, respecto de la aceptación y del pago “, en tanto que para Vivante “Es un escrito accesorio, inseparable de la letra de cambio, por el cual el acreedor cambiario pone en su lugar a otro acreedor”. De las anteriores definiciones se colige que mediante el endoso se transmite o se busca transmitir la propiedad o la posesión de los títulos valores, quedando el tenedor legitimado para ejercer los derechos inherentes a aquel, así como para procurar su cobro o negociarlo nuevamente, según la naturaleza del endoso.

Así las cosas, el título es transferido como tal, es decir como cosa mueble, por tanto su titular adquiere la titularidad de los derechos inherentes al mismo.(…)”

“De otra parte, es preciso tener en cuenta que el endoso vincula a su endosante solidariamente con los restantes deudores, de suerte tal, que él se hace responsable del pago del título al momento de su vencimiento, responsabilidad de la cual puede librarse el deudor mediante la inserción de la cláusula “sin mi responsabilidad” (art. 657 del Código de Comercio). Con lo cual se evidencia una diferencia entre la responsabilidad del endosante y la del girador, como quiera que a este último le está vedado cualquier manifestación de voluntad tendiente a librarse de su responsabilidad de la aceptación y el pago del título.

De lo dicho, puede decirse que el endoso se constituye en un requisito indispensable para la transferencia de titulo nominativos y “a la orden”, así como que quien lo realiza se denomina endosante, en tanto que el beneficiario es el endosatario, y este ultimo “adquiere la posesión del titulo y el poder de legitimación que le permite ejercer todos los derechos inherentes al mismo y cumplir con las cargas y obligaciones que se deriven de aquel”.

 
superintendencia_de_valores._oficina_juridica._concepto_9606241_2._octubre_2_de_1996.txt · Última modificación: 2020/03/10 15:00 (editor externo)
© 2006 LIDIE - Universidad de los Andes. Todos los derechos reservados